Volumen 1, Capítulo 61, histerectomía subtotal laparoscópica.

Volumen 1, Capítulo 61, histerectomía subtotal laparoscópica.

En 1942, el 13 de Papanicolaou introdujo una técnica para el examen de las células del cuello uterino que proporcionaron una prueba de detección altamente eficaz para el cáncer de cuello uterino (Papanicolau [Papanicolaou] corrimiento). Por el momento se aceptó este método de cribado citológico, sin embargo, el cambio de subtotal a histerectomía total había tenido lugar.

RIESGOS DE RETENCIÓN DEL CUELLO

La incidencia de carcinoma muñón cervical es baja, y estos hechos son con frecuencia puede evitarse si se siguen las directrices establecidas. 20, 21 Entre 1104 las mujeres que se sometieron a histerectomía supracervical para condiciones benignas, sólo el 0,2 desarrollaron carcinoma de muñón cervical durante 10 años de seguimiento. 22 El carcinoma del muñón cervical se puede dividir en dos grupos distintos: los casos fortuitos y casos reales. casos coincidentes se detectan dentro de 2 años después de la histerectomía y se considera que es debido a enfermedades preexistentes, de difícil detección en el momento de la histerectomía. Los verdaderos casos se detectan más tarde y considera que han surgido de novo en el muñón. 23 carcinomas cervicales tocón mayoría son del tipo de células escamosas (87,6 a 91); adenocarcinomas representan el resto. 24, 25 El pronóstico a largo plazo para tratado radiológicamente carcinoma de células escamosas del muñón uterino es similar a la de carcinoma cervical con un útero intacto. El pronóstico para el adenocarcinoma tocón es peor, sin embargo. El intervalo de tiempo medio desde el procedimiento para el diagnóstico de carcinoma de muñón cervical fue de 17,6 años. 24 Este retraso en el diagnóstico puede ser debido a la reducción de la frecuencia de exámenes de Papanicolaou.

Otro problema con la histerectomía total es el secuestro del epitelio vaginal por encima de la línea de sutura del manguito de cierre inadecuado o curación. En caso de que el epitelio atípico desarrollarse en estos lugares de difícil acceso, es posible que no estén disponibles para el cribado citológico o colposcopia y puede progresar a cáncer invasivo antes de ser detectado. 23, 32

VENTAJAS DE RETENCIÓN DEL CUELLO

Escatimar el cuello del útero en el momento de la histerectomía realización puede tener ventajas, incluyendo un menor trauma quirúrgico y la pérdida de sangre, menos incidencias de prolapso de la cúpula vaginal, enterocele, y el acortamiento vaginal. Los efectos beneficiosos de retención del cuello uterino en el estado neurofisiológico de los órganos de la pelvis y el comportamiento psicosexual del paciente se han sugerido 23, pero no se ha probado.

Anatomía y fisiología

El cuello del útero y la vagina superior se asocian íntimamente con el plexo paracervical y los ganglios (Frankenhuser plexo), que es la estación de retransmisión importante de todos neurotransmissions autonómicas y sensoriales de los órganos de la pelvis, la vagina superior, la vejiga y la uretra proximal. La mayor parte de este plexo consta de ganglios que se encuentran por debajo del ligamento ancho dentro de los ligamentos cardinal en cada lado del cuello del útero y la vagina superior delante del recto. 36, 37 fibras nerviosas sensoriales del cuello del útero, la vagina superior, y la uretra proximal pasan a través del plexo Frankenhuser y nervios pélvicos al segundo, tercero y cuarto nervios sacros. Los nervios sensoriales de la vagina, el perineo, y la uretra distal inferior pasan principalmente a través del nervio pudendo. 33, 35, 36

Posibles problemas de histerectomía total

En la histerectomía total, la vejiga se moviliza y se diseca del cuello uterino y el tronco principal de la arteria uterina, que está estrechamente relacionado con el uréter. Estos pasos están asociados con un mayor riesgo de lesión urológica. 38, 39, 40 El aumento de la disección también puede estar asociada con un aumento de la pérdida de sangre.

VAGINA BÓVEDA Y PROLAPSO enterocele.

Prolapso de cúpula vaginal y enterocele son comunes después de TAH o histerectomía vaginal total. 23

Jewett 41 mide la profundidad vaginal inmediatamente antes y 6 semanas después de la cirugía. Se encontró que 12 de los pacientes mostraron acortamiento vaginal después de TAH.

Cierre abusivo de la cúpula vaginal.

cierre incorrecto puede dar lugar a un tejido de granulación anormal o el secuestro de tejido como se indicó anteriormente. 23, 32

El prolapso de las trompas de Falopio en conserva es una complicación poco frecuente, con 80 casos reportados en la literatura. 42 dentro de la vagina ruptura bóveda y hernia intestinal son otras complicaciones, con varios casos reportados. 43

amputación cervical puede dañar el plexo paracervical, causando la disfunción anorrectal y uretrovesical. Varios estudios clínicos apoyan este concepto. 44, 45, 46, 47 La evidencia hasta la fecha no son contundentes, sin embargo. 48

El cuello uterino tiene unos receptores del dolor; sin embargo, tiene muchas presiones y receptores de temperatura, que puede ser estimulada con una ligera presión a través de los fondos de saco vaginales laterales, provocando sensación placentera. 36 La pérdida de una porción principal del plexo paracervical, a través de la escisión del cuello uterino y disección extensa, puede alterar una respuesta sexual de una mujer. 23 Algunos estudios apoyan este concepto. 49, 50, 51 Otros estudios no han podido, sin embargo, para mostrar una diferencia en la respuesta sexual entre la unión total, vaginal y CISH subtotal o histerectomía abdominal subtotal. 52, 53 Grimes 54 revisaron la literatura pertinente y llegó a la conclusión de que la evidencia a favor y en contra de un papel para el cuello uterino es débil.

Otra función importante del cuello del útero es contribuir a la lubricación vaginal en el momento de la relación sexual. 55 disminución de la lubricación es una causa bien conocida de la dispareunia. Jewett 41 implicado acortamiento vaginal, como consecuencia de la histerectomía total, como causa de dispareunia.

Indicaciones y contraindicaciones de subtotal laparoscópica HISTERECTOMÍA

Las indicaciones de la LSH son idénticos a los de la histerectomía abdominal por enfermedad benigna. Las contraindicaciones incluyen los siguientes:

  1. Los pacientes condición médica o el grado de la obesidad hace que sea aconsejable mantener al paciente en posición de Trendelenburg con un neumoperitoneo durante un periodo prolongado.
  2. Tamaño uterino mayor de 18 semanas de gestación.
  3. Las lesiones malignas o premalignas del cuello uterino, incluyendo lesiones intraepiteliales escamosas de alto grado persistentes o recurrentes.
  4. Las lesiones malignas o premalignas del endometrio, incluyendo la hiperplasia adenomatosa atípica.
  5. Un seguimiento adecuado, no se prevé.
  6. Paciente desea un cambio de sexo.

lesiones intraepiteliales escamosas de bajo grado no son una contraindicación para la LSH, siempre que el seguimiento adecuado y el tratamiento se proporcionan. La mayoría de los pacientes con esta afección asociada pueden preferir la histerectomía laparoscópica total, sin embargo.

El procedimiento se explica al paciente, y se obtuvo el consentimiento informado. evaluación preoperatoria incluye una prueba de Papanicolaou normal obtenida dentro de 1 año y un reciente ecografía de la pelvis. La biopsia endometrial se recomienda para pacientes con engrosamiento endometrial anormal encontrado en la ecografía. terapia médica preoperatoria se utiliza para reducir el tamaño y la vascularización de la masa uterina y para conservar la pérdida de sangre menstrual antes de la cirugía, como se indica. Los antibióticos profilácticos y la preparación del intestino también se recomiendan.

Después de una anestesia adecuada, el paciente se coloca en Allen estribos con más o menos los muslos paralelos al piso y los talones descansando cómodamente en los reposa pies. El dedo pacientes, la rodilla y el hombro opuesto se alinean en una línea recta. La vejiga se vacía, y un catéter de Foley se deja mora. Un manipulador uterino adecuado se utiliza para movilizar el útero.

Acceso y Exploración

Nuestro equipo utiliza el enfoque de la laparoscopia abierta para el acceso primario y tres puntos de acceso secundarios dibujadas a lo largo de la línea de una incisión de Pfannenstiel imaginaria para la manipulación. Exploración de la pelvis y el abdomen es el primer paso en la operación. Esto incluye la exploración sistemática de la parte superior del abdomen, el diafragma, el hígado y la vesícula biliar, apéndice, epiplón, órganos pélvicos, y cul-de-sac. Después de la exploración, el útero y los anexos son liberados de las adherencias si está presente.

LSH, la histerectomía subtotal laparoscópica; CISH, la histerectomía intrafascial clásica; O, sala de operaciones.
De 243 pacientes que fueron seguidos.

Otros investigadores reportaron tasas más altas de complicaciones tardías que hicieron necesaria la retirada del muñón cervical. Okaro y sus colegas reportaron 62 16 cervicectomies después de 70 procedimientos LSH para una tasa de 22,8. El dolor pélvico (75) y el sangrado cíclico (44) fueron las indicaciones más frecuentes. El informe de patología mostró cuello uterino normal en seis pacientes (35), cervicitis crónica en uno (6), endometrio residual en cuatro (23.5), y la endometriosis en cuatro (23.5). Un paciente tenía displasia cervical, y el otro tenía mucocele. La eliminación incompleta del segmento uterino inferior y la presencia de endometriosis representó casi el 50 de los casos. 62

2. oliva DL, Parker WH, Cooper JM, Levine RL: El sistema de clasificación AAGL para la histerectomía laparoscópica. J Am Assoc Gynecol laparoscòpico 7: 9, 2000

3. Lyons TL: histerectomía laparoscópica supracervical: Una comparación de los resultados de morbilidad y mortalidad con la histerectomía vaginal asistida por laparoscopia. J Reprod Med 38: 763, 1993

4. Hasson HM, Rotman C, N Rana, Asakura H: Experiencia con la histerectomía laparoscópica. J Am Assoc Gynecol laparoscòpico 1: 1, 1993

5. Donnez J, M Smets, Polet R, et al: LASH: supracervical laparoscópica (subtotal) histerectomía. Zentralbl Gynakol 117: 629, 1995

7. Vietz PF, Ahn TS: Un nuevo enfoque para la histerectomía sin colpotomía: Pelviscopic histerectomía intrafascial. Am J Obstet Gynecol 170: 609, 1994

8. Sadoghi H: amputación útero Supracervical por vía vaginal. Geburtshilfe Frauenheilkd 54: 602, 1994

9. Pelosi MA, MA Pelosi tercera: la histerectomía supracervical laparoscópica utilizando una única punción umbilical (minilaparoscopia). J Reprod Med 37: 777, 1992

10. Stern, E, M Misczynski, Groenlandia S, et al: La prueba de Papanicolaou y la prevalencia de la histerectomía: Un estudio de las comunidades con altas y bajas tasas de cáncer de cuello uterino. Am J Epidemiol 106: 296, 1977

11. Carter B, Thomas WL, Parker RT: adenocarcinoma de cuello uterino y del muñón cervical. Am J Obstet Gynecol 57:37, 1949

12. Nielsen K: El carcinoma del cuello uterino después de la histerectomía supracervical. Acta Radiol 37: 335, 1952

13. Papanicolaou GN: Un nuevo procedimiento para la tinción de frotis vaginal. Ciencia 95: 438, 1942

14. Reich H, J DiCaprio, McGlynn F: La histerectomía laparoscópica. J Gynecol Surg 5: 213, 1989

15. Robertson EA, de bloque S: Disminución en el número de histerectomías abdominales después de la introducción de la histerectomía laparoscópica. J Am Assoc Gynecol laparoscòpico 7: 523, 2000

16. Hrkki P, T Kurki, Sjberg J, Tiitinen A: Aspectos de seguridad de la histerectomía laparoscópica. Acta Obstet Gynecol Scand 80: 383, 2001

17. Novotny Z, Rojikoval V: Las complicaciones de la histerectomía vaginal asistida por laparoscopia, una encuesta de la República Checa de 1996. J Am Assoc Gynecol laparoscòpico 6: 459, 1999

18. Madera C, P Maher, Colina D: El lugar de la disminución de la histerectomía abdominal en Australia. Gynaecol Endosc 6: 257, 1997

19. ACOG: alternativas quirúrgico de la histerectomía en la gestión de los leiomiomas. ACOG Practice Bulletin, n. 16, mayo de 2000

20. ACS: directrices de la ACS para la detección temprana del cáncer. CA Cáncer J Clin 52: 8, 2002

21. Hasson HM: la histerectomía supracervical laparoscópica. En Liu C (ed): histerectomía laparoscópica pélvica y reconstrucción del piso. pp 238, 255 Cambridge, Blackwell, 1996

23. Hasson HM: la eliminación de cuello uterino en una histerectomía por enfermedades benignas: riesgos y beneficios. J Reprod Med 38: 781, 1993

25. Hannoun Levi-JM, Peiffert D, Hoffstetter S, et al: El carcinoma del muñón cervical: Análisis retrospectivo de 77 casos. Radiother Oncol 43: 147, 1997

26. Forbes C, Jepson R, Martin Hirsch-P: Intervenciones dirigidas a mujeres para alentar la captación en el tamizaje cervical. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas Número 1: 2002

27. Ylitalo N, P Sorensen, Josefsson AM, et al: carga viral alta consistente de virus del papiloma humano 16 y el riesgo de carcinoma cervical in situ: Un estudio de casos y controles anidados. Lancet 355: 2194, 2000

29. Kalogirou D, G Antoniou, Karakitsos P, et al: neoplasia intraepitelial vaginal (VAIN) después de una histerectomía en pacientes tratados por carcinoma in situ del cuello. Eur J Gynaecol Oncol 18: 188, 1997

30. vanBeurden M, ten Kate FW, Tjong-A-colgado SP, et al: ADN del virus del papiloma humano en la neoplasia intraepitelial vulvar multicéntricos. Int J Gynecol Pathol 17:12, 1998

31. Sugase M, Matsukura T: manifestaciones distintas de virus del papiloma humano en la vagina. Int J Cáncer 72: 412, 1997

32. Hoffman MS, Roberts WS, LaPolla JP, et al: La neoplasia en vaginales quistes de inclusión epiteliales del manguito después de la histerectomía. J Reprod Med 34: 412, 1989

33. Romanes GJ (ed): Cunningham libro de texto de anatomía. pp 571, 572 de Oxford, Oxford University Press, 1981

34. DeLancey JO: aspectos anatómicos de eversión vaginal después de la histerectomía. Am J Obstet Gynecol 166: 1717, 1992

35. Baggish MS, MM Karram (eds): Anatomía de la vagina. Atlas de la anatomía pélvica y cirugía ginecológica. pp 336, 347 Filadelfia, WB Saunders, 2001

36. Baggish MS, MM Karram (eds): Anatomía del cuello uterino. Atlas de la anatomía pélvica y cirugía ginecológica. pp 284, 289 Filadelfia, WB Saunders, 2001

37. Mundy AR: Una explicación anatómica para la disfunción de la vejiga después de la cirugía rectal y uterina. Br J Urol 54: 501, 1982

38. Hasson HM, Parker WH: Prevención y tratamiento de las lesiones del tracto urinario en la cirugía laparoscópica. J Am Assoc Gynecol laparoscòpico 5:99, 1998

39. Baggish MS, MM Karram (eds): Identificar y evitar la lesión ureteral. Atlas de la anatomía pélvica y cirugía ginecológica. pp 204, 213 Filadelfia, WB Saunders, 2001

41. Jewett JF: longitud de la vagina y la incidencia de dispareunia después de una histerectomía abdominal total. Am J Obstet Gynecol 63: 400, 1952

42. JM Piacenza, Salsano F: Post-histerectomía prolapso de la trompa de Falopio. Eur J Obstet Gynaecol Reprod Biol 98: 253, 2001

43. Nezhat CH, Nezhat M, D Seidman, Nezhat C: dentro de la vagina después de la evisceración bóveda de la histerectomía laparoscópica total. Obstet Gynecol 87: 868, 1996

45. Antes A, Stanley K, Smith AR, Read NW: Efecto de la histerectomía sobre la fisiología anorrectal y uretrovesical. Gut 33: 264, 1992

46. ​​Kilkku P, T Hivornen, Grónroos M: amputación uterina Supra-vaginal versus histerectomía abdominal: Los efectos sobre los síntomas urinarios, con especial referencia a la polaquiuria, nicturia y disuria Maturitas 3: 197, 1981

47. Parys BT, BT Haylen, Hutton JL, Parsons KF: evaluación urodinámica de la función del tracto urinario inferior en relación con la histerectomía total. Aust N Z J Obstet Gynaecol 30: 161, 1990

48. Un Johns: Supracervical versus histerectomía total. Clin Obstet Gynecol 40: 903, 1997

49. Kilkku P: amputación uterina supravaginal vs histerectomía: Efectos en la frecuencia del coito y la dispareunia Acta Obstet Gynecol Scand 62: 141, 1983

50. Kilkku P, M Grónroos, Hivornen T, L Rauramo: amputación uterina supravaginal vs histerectomía: Efectos sobre la libido y el orgasmo Acta Obstet Gynecol Scand 62: 147, 1983

51. Popov I, Stoikov S, M Boiadzhieva, Khristova P: Trastornos de la función sexual después de una histerectomía. Akush Ginekol 37:38, 1998

52. Strauss B, Jakel I, Koch-Dörfler M, et al: secuelas psiquiátricas y sexual de la histerectomía, una comparación de los diferentes métodos quirúrgicos. Geburtshilfe Frauenheilkunde 56: 473, 1996

53. JR de Scott, Sharp HT, Dodson MK, et al: Subtotal histerectomía en ginecología moderna: Un análisis de decisión. Am J Obstet Gynecol 176: 1186, 1997

54. Grimes DA: Papel del cuello uterino en la respuesta sexual: evidencia a favor y en contra. Clin Obstet Gynecol 42: 972, 1999

55. Dennerstein L, Madera C, Burrows GD: La respuesta sexual después de la histerectomía y la ooforectomía. Obstet Gynecol 49:92, 1977

56. Hasson HM: Cono cánula laparoscópica con medios para la estabilización de la cánula y el cierre de la herida. J Am Assoc Gynocol laparoscòpico 5: 183, 2001

57. Donnez J, M Nisolle, Smets M, et al: supracervical laparoscópica (subtotal) histerectomía: Una primera serie de 500 casos. Gynaecol Endosc 6:73, 1997

58. Lyons TL: la histerectomía supracervical laparoscópica. Baillieres Clin Obstet Gynaecol 11: 167, 1997

59. Morrison JE Jr., Jacobs VR: 437 histerectomías supracervicales intrafasciales Classic en 8 años. J Am Assoc Gynecol laparoscòpico 8: 558, 2001

60. Kim DH, DH Bae, Hur M, Kim SH: Comparación de la histerectomía supracervical intrafascial clásico con totallaparoscopic y la histerectomía vaginal asistida por laparoscopia. J Am Assoc Gynecol laparoscòpico 5: 253, 1998

61. Hasson HM: La calidad de vida después de la histerectomía laparoscópica supracervical. J Am Assoc Gynocol laparoscòpico 8 (3 Suppl): S24 2001

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...